Café de Especialidad

Inicio  /  Blog

Café de Especialidad


Definir el café de especialidad es tan complejo como los atributos sensoriales que podemos percibir en una taza.


Definir el café de especialidad es tan complejo como los atributos sensoriales que podemos percibir en una taza, sin embargo, técnicamente podríamos señalar que todo café se puede puntuar con un máximo de 100 puntos en el proceso de catación (Podcast: La Cata del Café). De acuerdo con la Specialty Coffee Association o SCA, el café de especialidad es un café de la especie Arábica con una puntuación en taza sobre los 80 puntos.

Para que el puntaje sea válido, debe haber sido catado por un Q grader certificado. Por otro lado, demasiados defectos en una muestra de granos verdes, se descalifica automáticamente del estado de especialidad.

Esto último diferencia al café de especialidad del café gourmet o Premium, los cuales no tienen definición estricta. Por lo tanto el café gourmet o Premium podría ser de buena calidad o simplemente marketing.

Para que un café llegue a ser de especialidad, debe existir un cuidado único desde el momento de plantar el cafeto, manejo de suelo, fertilizante, sombra, regadío, etc. Recordemos que los granos en verde no pueden tener muchos defectos, por lo que los productores deben cumplir con las mejores practicas de cosecha, procesamiento y estrictos protocolos de almacenamiento.

Por esta razón es muy importante que, dentro del café de especialidad, la experiencia final del consumidor depende de que ningún eslabón en la cadena desde la semilla a la taza, realice un trabajo deficiente o sin los cuidados para mantener la calidad del café.

Para nosotros en Patagonia Blend es muy importante, entregar a nuestros clientes lo mejor de cada una de nuestras selecciones de café, por esta razón nos hemos certificado bajo los estándares de la SCA en: café verde, habilidades de barista, habilidades sensoriales y tostado. De esta manera podemos estar seguros de nuestro trabajo en fincas, en la selección, tostado y preparación.

Pero como consumidor, ¿qué debieras esperar de café de especialidad?

 

Primero: el café debe ser de la cosecha más reciente y no de años anteriores.

Segundo: es de esperar que el tostador te pueda comentar sobre la trazabilidad del grano, esto es de qué finca proviene, que cultivares están presentes al interior de tu envase de café o bien, qué atributos sensoriales vas a percibir al momento de probar el café.

Tercero: la fecha de tostado y/o envasado no debe ser mayor a 45 días a la fecha de compra de tu café.

Cuarto: es súper importante que tu café no tenga notas amargas, a humo, a cartón o astringencia; Si es así es probable que existan deficiencias tanto el proceso de tostado como en la selección de los granos verde.

 

Para mí el café de especialidad es una experiencia única desde la semilla a la taza, más que un puntaje de referencia. Se trata de elegir los granos de mejor calidad que son cosechados en climas y condiciones de manejo ideales, también consiste en el arte del tostado y la preparación, pero sobretodo por los atributos sensoriales de dulzor, cuerpo, limpieza, acidez, notas y aromas que el café me entrega en taza.

Hasta el momento hemos leído una introducción a lo que es el café de especialidad, sin embargo, ya sea que los caficultores estén cosechando y procesando cuidadosamente sus cultivos, los catadores buscando perfiles con atributos complejos, los tostadores seleccionando diferentes curvas de tostado o bien los baristas logrando extraer los atributos del café, el objetivo es el mismo: traspasar al consumidor final, una experiencia única al momento de disfrutar un café.

 

Así que mi pregunta para ustedes es: Para ti, ¿Qué significa el café de especialidad?

 

Café de Especialidad